CORONACIÓN CANÓNICA

La Coronación canónica de Ntra. Sra. del Rocío , tiene lugar en 1919, tras partir la idea del canónigo de la Catedral Hispalense D. Juan Francisco Muñoz y Pabón, insigne rociero, que hace público su deseo en un célebre artículo, publicado en la prensa andaluza de la época, titulado "La pelota está en el tejado".

 

Tras largos esfuerzos, el día ocho de junio, el Delegado Pontificio, Cardenal Almaraz, Arzobispo de Sevilla, depositó la corona sobre la Bendita Imagen de la Virgen del Rocío, estallando en ese momento la alegría y el júbilo en todos los allí presentes, según cuenta la Crónica que de tan magno acontecimiento realizó D. Ignacio de Cepeda, Vizconde de la Palma, uno de los artífices de la coronación.