Últimos Boletines
 

Así son el reloj de sol y la nueva veleta del Santuario de Ntra. Sra. del Rocío


A la finalización de la sabatina del mes de enero fueron bendecidos el reloj de sol y la veleta que próximamente serán colocados en la puerta lateral del Santuario de Ntra. Sra. del Rocío que mira a la Marisma.

Existía en la antigua ermita del Rocío un reloj de sol, que no pudo conservarse en el momento de su derribo en 1963. El que ahora colocamos, rematando una de las puertas del Santuario que se abren a la marisma. Tiene forma circular, lo que ya nos habla de comunión con un diámetro de 117 centímetros, presidida por una paloma blanca que nos recuerda el título de la Virgen del Rocío y decorado con unos rayos biselados, que marcan las horas.

El diseño está rematado en su parte exterior por una cenefa en azul cobalto en la que puede leerse esta inscripción latina, sacada del libro del Apocalípsis de San Juan: “Et signum magnum apparait in caelo: Mulier amicta sole,el luna sub pedibus eius, et super caput eius corona stellarum duodecim” que significa: “Una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida de sol, la luna a sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas”. Un texto en el que se describen los atributos simbólicos de la Santísima Virgen que expresa de forma magistral la Virgen del Rocío.

El reloj de sol ha sido donada por la familia almonteña Rojas Acosta y realizada en el taller cerámico de la Mufla de la Palma del Condado, con el asesoramiento técnico de Justo José Orihuela Lagares, que ha obsequiado sus servicios.

Por otra parte, la veleta, signo habitual en los antiguos recintos sagrados, responde a la siguiente descripción artística: El sol radiante de la Eucaristía, centro y misterio principal de la vida cristiana, corona el símbolo de la Santa Cruz, rematada en sus brazos por la flor de la azucena, celebrando la inmaculada pureza virginal de Santa María, Madre de Dios, sin pecado concebida. Aportando peso a la estructura arquitectónica, la Cruz se levanta sobre elementos simétricos de geometría barroca, siguiendo un trazado tradicional propio del ancestral trabajo de forja, compensando visualmente desde la base a todo el conjunto.

La punta de flecha de la veleta señalará al corazón de la devoción del pueblo de Almonte y de todos los fieles devotos rocieros. Los vientos del destino, de nuestra vida y nuestra historia siempre soplarán en la dirección que quiera Nuestra Señora, Santa María del Rocío. En este convencimiento, bajo su manto y amparo nos acogemos.

Así rezará simbólicamente la veleta del Santuario: “Ave María, Reina del Rocío”. Ruega por nosotros. Esta pieza ha sido labrada y regalada por nuestro hermano José María Díaz Regino.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita un sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios personales de cookies aquí.


Estas cookies se utilizan para recoger información sobre cómo usan estas páginas web nuestros visitantes. Toda la información es recogida de forma anónima y puede incluir datos como el navegador que se está utilizando, número de páginas vistas. Esta información nos ayuda a mejorar esta web y su experiencia al visitarnos.
  • _ga
  • _gat
  • _gid

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios