Evangelio y Reflexión. Día de la Sagrada Familia

El niño iba creciendo, lleno de sabiduría

Lectura del santo Evangelio según san Lucas 2, 22. 39-40 (forma Breve)

Cuando se cumplieron los días de su purificación, según la ley de Moisés, lo llevaron a Jerusalén para presentarlo al Señor.

Y, cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño, por su parte, iba creciendo y robusteciéndose, lleno de sabiduría; y la gracia de Dios estaba con él.

Palabra del Señor.

 

Reflexión

Estimados hermanos y amigos todos.

Hoy quiero comenzar felicitando a todos los seguidores desde este sencillo y humilde Rincón de la Esperanza. A todos os deseo Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo lleno de Bendiciones para vosotros y vuestras familias.

Soy consciente de que están siendo unas navidades distintas, sobre todo para los que están acostumbrados a reunirse en familia. Pero la “situación” no debe impedir que celebremos la Navidad. Quizás, no con todos de forma presencial pero si con todos en el espíritu. Los que están y los que partieron para encontrarse con Dios, los cercanos y los lejanos, los que son y los que no son, los que trabajan y los que no, los “diez” o los “seis”, con toque de queda y con nuevas normas protocolarias, …pero, aun así, no podemos obviar la llegada de Dios a nuestras vidas.

Él nació en el seno de una familia humilde y desarrolló su vida en el núcleo familiar como cualquiera de nosotros. De ahí, que en medio de la Navidad, la liturgia nos proponga celebrar la festividad de la Sagrada Familia de Jesús María y José, es decir, la familia que Dios ha formado para nacer, vivir y formarse como hombre. Unidos a ellos, damos gracias por nuestras familias y celebramos el gozo de nuestra fe en la Eucaristía.

Dada la importancia de la familia como Iglesia doméstica y principal célula de socialización, no estaría de más dedicar este día a reflexionar sobre nuestra familia a la luz de la Palabra de Dios. Ella debe ser presencia de Dios y de su amor para todos sus miembros y, a la vez, llamada a ser reflejo del amor de Dios para una sociedad herida que atenta contra la familia hasta querer diluirla y convertirla en un grupo social más.

Queridos amigos, la familia cristiana tiene como núcleo y fundamento el Amor. Por eso decimos, que la familia está llamada a ser una comunidad de amor. En la cual, todos sus miembros puedan crecer y relacionarse desde el amor derramado en sus corazones por medio del Espíritu Santo. De esta forma, conseguirá ser reflejo del amor de Dios para demás.

Ahora bien, para responder a esta vocación y ser fiel a su misión, la familia debe tener en cuenta para una sana relación entre sus miembros, los siguientes valores que San Pablo menciona en la carta a los colosenses: comprensión, bondad, humildad, mansedumbre, paciencia, perdón, agradecimiento, paz, respeto… Actitudes todas que emanan de un mismo y sólido fundamento: EL AMOR.

Este amor está llamado a ser fiel reflejo del amor de Dios. Para ello, la familia debe convertirse en una autentica escuela de vida cristiana como la de Nazaret, fieles a la voluntad de Dios en cada momento, promoviendo la oración personal y familiar, el contacto asiduo con la Palabra, la recepción de los sacramentos, la acción de gracias y la vivencia compartida de la acción de Dios entre los que la forman. Además, de la responsabilidad para con sus obligaciones y deberes como ciudadanos. No se puede ser buen cristiano sin antes ser buen ciudadano.

Santa María del Rocío, Madre de Dios y nuestra, te pedimos que protejas a nuestras familias y nos ayude en la labor de transmitir la fe a nuestros hijos para ser imagen de la familia de Nazaret en nuestra sociedad.

 

Francisco Jesús Martín Sirgo

Director Espiritual de la Hermandad https://hermandadmatrizrocio.org/wp-content/uploads/2021/09/exhibition-gallery-item-5-1.jpg, Párroco de la de Ntra. Sra. de la Asunción, de Almonte y Rector del Santuario de Ntra. Sra. del Rocío.

Canal Youtube

Accede al Canal Oficial de la Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte

Horario Santuario

10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00h, de Lunes a Domingo

Localización

C/ Ermita, s/n, 21750 El Rocío, Huelva

Horario Casa Hermandad

10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00h, de Lunes a Domingo

Localización

C/ Sebastián Conde, 4, 21730 Almonte, Huelva