Últimos Boletines
 

Evangelio y Reflexión. Domingo XX del tiempo ordinario


Mujer, qué grande es tu fe

 

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 15, 21-28

En aquel tiempo, Jesús salió y se retiró a la región de Tiro y Sidón. Entonces una mujer cananea, saliendo de uno de aquellos lugares, se puso a gritarle: «Ten compasión de mí, Señor Hijo de David. Mi hija tiene un demonio muy malo».

Él no le respondió nada. Entonces los discípulos se le acercaron a decirle: «Atiéndela, que viene detrás gritando».

Él les contestó: «Solo he sido enviado a las ovejas descarriadas de Israel».

Ella se acercó y se postró ante él diciendo: «Señor, ayúdame».

Él le contestó: «No está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos».

Pero ella repuso: «Tienes razón, Señor; pero también los perritos se comen las migajas que caen de la mesa de los amos».

Jesús le respondió: «Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas».

En aquel momento quedó curada su hija.

Palabra del Señor.

Reflexión

 

Queridos amigos, un domingo más con vosotros.

Por desgracia, los acontecimientos desde la semana pasada hasta este domingo no son demasiado halagüeños. La situación se agrava con el incremento de nuevos brotes de pandemia y la multiplicación por día de nuevos casos de contagio. A esto, hay que sumarle la visita del “mosquito del Nilo”. ¡Lo que nos faltaba!. Esta situación debe suponer para nosotros una llamada o toque de atención, respecto a la responsabilidad personal y comunitaria para cumplir con los protocolos y normas exigidas por la autoridad competente. Es la única forma que tenemos de frenar el avance del covid-19 y no volver a fases ya superadas, o, lo que es peor, al confinamiento.

Ahora bien, esta realidad no nos debe llevar a caer en la desesperanza o temor, pues todos sabemos que el miedo paraliza. Y, todo miedo, es contrario a la fe que vivimos: “se de quién me he fiado”. Fe, por otra parte, necesaria para recobrar la esperanza en la salvación que nos ha ofrecido nuestro Padre por medio de Jesucristo. De esa salvación, trata toda la Palabra de Dios de este domingo. Así es. El tema de este domingo es un canto de esperanza que debe disipar toda clase de temor y duda en nuestro corazón. Se trata pues, de la universalidad de la salvación. Para acceder a ella, Mateo sólo pone una condición: la fe.

Me he encontrado en la vida con gente que me han comunicado que sienten envidia de los que tenemos fe. Es normal, pues para los creyentes, la fe supone un pilar fuerte donde apoyar la existencia y, a la vez, una forma de contemplar la realidad cotidiana distinta, que nos lleva a situarnos en el mundo con una presencia concreta y determinada. Esto no quiere decir que la fe sea un privilegio de unos pocos. ¡No señor, no! La fe es para todos, sólo hay que buscarla. ¿Cómo? poniéndose en camino, como hizo Abrahán y tantos hermanos que nos han precedido en este peregrinar.

La fe entra por los oídos al escuchar la Palabra de Dios y la predicación. Esta fe, crece con la ayuda de la gracia que nos confiere los sacramentos en la Iglesia y se custodia con la oración personal y comunitaria. La llevamos como un tesoro en vasijas de barro. De ahí, que S. Pablo afirme que la oración será siempre escuchada por Dios independientemente de quién la exprese.

Recordemos que el domingo pasado, Jesús reprochó a Pedro su falta de fe. Hoy, como punto de contraste de esa actitud, se nos presenta la fe valiente y constante de una mujer anónima (cananea, por tanto, pagana) que consigue arrancarle a Jesús una alabanza y el don del pan para los paganos. Como vemos en el evangelio Dios escucha a todos sin distinción. Por eso, te invito a cuestionarte: ¿Cómo es tu fe?

Madre de Dios y del Rocío, te suplicamos que nos ayude a encontrarnos nos tu Hijo, el Pastor Divino, para que nos otorgue el don de la fe, de la perseverancia y amor en la custodia de la misma.

 

Francisco Jesús Martín Sirgo

Director Espiritual de la Hermandad Matriz, Párroco de la de Ntra. Sra. de la Asunción, de Almonte y Rector del Santuario de Ntra. Sra. del Rocío.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita un sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios personales de cookies aquí.


Estas cookies se utilizan para recoger información sobre cómo usan estas páginas web nuestros visitantes. Toda la información es recogida de forma anónima y puede incluir datos como el navegador que se está utilizando, número de páginas vistas. Esta información nos ayuda a mejorar esta web y su experiencia al visitarnos.
  • _ga
  • _gat
  • _gid

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios