Últimos Boletines
 

Evangelio y Reflexión. Domingo XXIX del tiempo ordinario


Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 22, 15-21

En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron algunos discípulos suyos, con unos herodianos, y le dijeron: «Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad, sin que te importe nadie, porque no te fijas en apariencias. Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no?».

Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: «Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto». Le presentaron un denario.

Él les preguntó: «De quién son esta imagen y esta inscripción?».

Le respondieron: «Del César».

Entonces les replicó: «Pues dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios».

Palabra del Señor.

 

Reflexión

Estimados amigos y hermanos todos en Cristo.

Estamos ante una cuestión fundamental: “Dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que de Dios” o, como diríamos coloquialmente: “a cada uno lo suyo”. Por desgracia, no ha sido así a lo largo de la historia. Basta una mirada crítica para decir como Víctor Hugo: “El papa y el emperador, esas dos mitades”. Y es que el poder ejerce tal fuerza de seducción, en quienes lo ostentan, que a veces les lleva a controlar todo lo que hay alrededor para obtener más poder.

Si examinamos la historia nos daremos cuenta que esto ha ocurrido, tiempo atrás, entre la Iglesia y el Estado. Así pues, comenzaremos por ser autocríticos para no caer de nuevo en el “Cesaropapismo” o, en su opuesto, “la Teocracia”. Pues, la historia ha demostrado que “espada y cruz nunca debieron estar juntas”. De ahí, que la respuesta de Jesús en el evangelio, ponga coto a cualquier tipo absolutismo. Dicha respuesta, es fruto de su compromiso con la verdad y la justicia y hunde sus raíces en su experiencia de fe.

“A cada uno lo suyo”. El cristiano, llamado a ser un ciudadano ejemplar, debe colaborar con la autoridad prestándole, ayuda material y espiritual para que cumpla su misión de servicio a la comunidad. Pero nada más. Por supuesto, sin olvidar el papel que desempeña la fe como instancia crítica de la realidad.

También la Iglesia, debe buscar su autonomía respecto al Estado para no caer en injerencias y dependencias que limiten su libertad a la hora de llevar a cabo su misión en la sociedad. Pues cuando la Iglesia se configura como poder mundano siempre hay alguien y algo que queda fuera: Cristo y su Evangelio.

Afirmando la autonomía por ambas partes, hay que decir que esta separación no significa yuxtaposición o enfrentamiento, sino colaboración mutua y recíproca, ya que los destinatarios son los mismos, aunque se les sirvan desde ordenes distintos. Pero ¿cómo dar al Cesar lo suyo y a Dios lo que le corresponde? Dejando a un lado intereses propios y buscando la verdad.

La hipocresía de los fariseos y herodianos es el terreno abonado para una falsa religiosidad que irá degenerando con el tiempo en actitudes fundamentalistas, tanto de derecha como de izquierda, que a la postre, hieren al hombre y a la historia. Como Jesús, estamos llamados a responder desde nuestra experiencia de Dios y desde nuestra fe para no caer en las trampas de quienes quieren uniformar a las personas, instituciones o a la misma realidad.

Los cristianos debemos estar y colaborar en los lugares donde se gesta y se decide el rumbo de la política, la economía, la educación, la cultura y la fe, respetando la justa autonomía y la sana diversidad desde nuestra idoneidad y valores evangélicos.

Santa María del Rocío, Tú que supiste estar en todo momento a la altura de las circunstancias, como ciudadana y Madre del Pastor Divino, ayúdanos con tu mediación para trabajar por el Reino respetándola diversidad y pluralidad de credos.

 

Francisco Jesús Martín Sirgo

Director Espiritual de la Hermandad Matriz, Párroco de la de Ntra. Sra. de la Asunción, de Almonte y Rector del Santuario de Ntra. Sra. del Rocío.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita un sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios personales de cookies aquí.


Estas cookies se utilizan para recoger información sobre cómo usan estas páginas web nuestros visitantes. Toda la información es recogida de forma anónima y puede incluir datos como el navegador que se está utilizando, número de páginas vistas. Esta información nos ayuda a mejorar esta web y su experiencia al visitarnos.
  • _ga
  • _gat
  • _gid

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios