Últimos Boletines
 

Evangelio y Reflexión. Domingo XXX del tiempo ordinario


Amarás al Señor, tu Dios, y a tu prójimo como a ti mismo

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 22, 34-40

En aquel tiempo, los fariseos, al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron en un lugar y uno de ellos, un doctor de la ley, le preguntó para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la ley?».

Él le dijo: «“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente”.

Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

En estos dos mandamientos se sostienen toda la Ley y los Profetas».

Palabra del Señor.

 

Reflexión

Estimados amigos y hermanos todos,

Ya se hablaba de que en otoño se esperaba otra oleada de Covid-19.  ¿Qué es lo que no hemos hecho bien? Unos opinan, que la desescalada fue demasiado precipitada; otros afirman que, dado la escalada en contagios, las medidas de gestión y coordinación son deficientes al no dar el resultado esperado. Por último, están los que prefieren hablar de “sindemia” antes que de pandemia. La sindemia designa una sinergia de epidemias que comparten factores biológicos y sociales que coexisten en tiempo y lugar interactuando entre sí (Richard Horton), esto permitiría un enfoque nuevo de la realidad a tratar. En fin…

Lo cierto es, que los ciudadanos de a pie ya no saben qué hacer ni qué creerse. Aunque, con lo dicho, no quiero eludir la responsabilidad personal que cada uno tenemos para no contagiar y no ser contagiados.  Pero tampoco me parece ético, la información a medias y, a veces, la ocultación de datos, maquillando la verdad u omitiendo la misma. Esto provoca desconfianza, confusión y caos en las personas.

Situación análoga vivía el pueblo de Israel, no respecto a una enfermedad, pero sí en relación a la jerarquización de los 613 preceptos que contenía la ley de Moisés. Todos tenían claro que el primero y fundamental era el amor a Dios, pero luego discutían el orden de los demás. Y, como en domingos anteriores, deciden comprometer otra vez a Jesús para solucionar el problema, preguntándole: Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante?

Una vez más, Jesús da una respuesta sorprendente y original. Sorprendente por el carácter inesperado que tiene para ellos la respuesta y original porque sitúa al mismo nivel dos preceptos: el amor a Dios y al prójimo. Ahí está la originalidad de Jesús que califica ambos preceptos como inseparables. La importancia del prójimo ya estaba revelada por Dios en el Antiguo Testamento (Lev. 19,18). Lo difícil era cumplir la ley.

Hoy, al igual que el pueblo de Israel, también dudamos de quién es nuestro prójimo, hasta el extremo de pasar por alto al que tiene necesidad de nosotros. En tiempo de Jesús sus prójimos eran: el forastero, la viuda, el huérfano y el pobre. España está llena de este último y las consecuencias económicas que va generar la pandemia va a incrementar el número de ellos.

Ahora bien, el concepto de prójimo y el modo de situarnos ante ellos va a depender mucho del concepto que nosotros tengamos de Dios. Lo que no podemos eludir es que Dios vive en el prójimo y en él, estamos llamados a descubrir y reconocer el rostro de Dios y amarlo. El amor es el principio y fundamento de la verdadera religión. Sin amor no somos nada. El amor a Dios que no sea al mismo tiempo amor al prójimo (sobre todo a los más necesitados) es un fraude, un engaño, una mentira.

Santa María del Rocío, Madre y Señora nuestra, enséñanos a amar a Dios con todo nuestro ser, como Tú lo hiciste y, por medio de tu Hijo, Pastor Divino, danos la fuerza para llevar a la praxis el amor que de Dios hemos recibido.

 

Francisco Jesús Martín Sirgo

Director Espiritual de la Hermandad Matriz, Párroco de la de Ntra. Sra. de la Asunción, de Almonte y Rector del Santuario de Ntra. Sra. del Rocío.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita un sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios personales de cookies aquí.


Estas cookies se utilizan para recoger información sobre cómo usan estas páginas web nuestros visitantes. Toda la información es recogida de forma anónima y puede incluir datos como el navegador que se está utilizando, número de páginas vistas. Esta información nos ayuda a mejorar esta web y su experiencia al visitarnos.
  • _ga
  • _gat
  • _gid

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios