La Aldea

EL ENTORNO

"Cuando el aire era más puro y la marisma más verde..."

El lugar que hoy conocemos como El Rocío, da nombre no sólo a la Virgen, sino a una aldea y a un territorio concreto que no siempre se llamó así. Ni su configuración paisajística, ni su demarcación y dependencias administrativas fueron siempre las mismas.

COTO DE LAS ROCINAS
Historia

La zona donde hoy se erige el Santuario de Nuestra Señora del Rocío, parece que estuvo poblada en tiempos pretéritos; yacimientos y restos arqueológicos, así lo demuestran: paleolítico, Tartessos, romanos, visigodos y árabes. No obstante, este lugar toma un nuevo impulso cuando el rey Alfonso X “El Sabio” (1252-1284) conquista estas tierras a los árabes, cuya jurisdicción pertenecía al reino taifa de Niebla. A el se atribuye la erección de aquella primera Ermita, tras la conquista de estas tierras, en 1262, mandando colocar allí la imagen de la Virgen. Por entonces, se denominaba “Coto de las Rocinas”, lo que dio inicialmente nombre a la devoción.

Después de la conquista de Niebla y, con ella, toda su jurisdicción, a la cual pertenecía Almonte con su actual y vasto término municipal, en 1335, se reúnen autoridades de las ciudades de Sevilla y Niebla para tratar asuntos concernientes a la división de los términos entre ambas jurisdicciones en un lugar denominado Bodegón de Freyle o Fraile que “está en buen uso… cabo de una Iglesia que dicen Sancta María de las Rocinas”. Este bodegón, una especie de venta, se encontraba frente a la Ermita en el lugar que hoy conocemos como la Canaliega. Y poco después, hacia 1340 se escribe el “Libro de la Montería”, un tratado de caza escrito por el rey Alfonso XI en el cual se cita también la ermita de Ntra. Sra. de las Rocinas, cuando dice textualmente: …e señaladamente son los mejores sotos de correr cabo de una iglesia que dicen Santa María de las Rocinas et cabo de otra iglesia que dicen Santa Olalla”.

EL NUEVO MUNDO
Siglos XIV y XV

Siguiendo la cronología, otro documento fechado en 1349, nos relata el humilde legado de una vecina de Niebla llamada Urraca Fernández dejando dos maravedíes a la “obra de Santa María de las Rocinas”. Y un 25 de febrero de 1400, se reúnen en la propia Ermita de Santa María de las Rocinas autoridades de Sevilla y Niebla para firmar un acta de fijación de mojonera entre los términos de las villas de Almonte, Villalba, Manzanilla e Hinojos.

Según los hallazgos, la Ermita fue levantada por Alfonso X "El Sabio" entre 1285 y 1300.

En 1582, el Concejo de Almonte adquiere las tierras denominadas Madre de las Marismas, junto a la ermita, a su propietario Esteban Perez de Cavisos, con todo lo que hoy es ruedo de la aldea, quedando esta zona no sólo ya en término de Almonte, sino propiedad de su municipio, quien sigue siéndolo en la actualidad.

De todos estos datos deducimos que la Ermita fuera levantada por Alfonso X “El Sabio entre 1285 – 1300, como era costumbre del Rey Sabio, en los lugares recién conquistados, permaneciendo el siglo XIV levantada y dedicada a Ntra. Sra. de las Rocinas, según comprobamos en los documentos expuestos.

Este sitio experimenta un gran significado, a raíz del descubrimiento y conquista de América, en 1492, convertido en encrucijada de caminos, paso obligado para alcanzar los Puertos, o para unir la ciudad de Moguer con la de Sevilla, y un lugar frecuentado por pastores y ganaderos de Almonte, villa esta, distante quince kilómetros y en cuyo término se enclava.

En el siglo XVIII la devoción a la Virgen se institucionaliza, y las hermandades empiezan a localizar sus casas entorno a la antigua ermita, donde se ubican durante La Romería.

En el siglo XIX el lugar se convierte en refugio para vecinos de Almonte que huyen de diversas epidemias. La institucionalización del Voto del Rocío Chico obliga a los almonteños a acudir, al menos, dos veces al año. La aldea se convierte en un lugar de disfrute fuera de los momentos de más actividad agrícola, a donde se trasladan vecinos de Almonte y de otros municipios del Condado de Huelva.

Entorno a la Coronación Canónica y a partir de esta fechas, promovida por el ayuntmiento de Almonte, el escenario de la devoción se irá agrandando, a la vez que crece la gran familia rociera, a lo largo y ancho no sólo del territorio andaluz, sino de otros muchos puntos de la geografía nacional.

Fotografía aérea de la Aldea, del 25 de enero de 1969

La aldea, pese a crecer exponencialmente a partir de la década de los años 70 del siglo XX, sigue siendo la aldea de la Virgen, donde reina la belleza serena y peregrina de una Imagen que transmite algo y que fue colocada allí, con tal acierto, que la semilla, una vez más, cayó en tierra abonada cuyos frutos hoy se ponen de manifiesto. Todo lo que aquí existe sigue girando entorno a su belleza peregrina.

"Un manantial de esperanza, fuente de paz y sosiego..."

Canal Youtube

Accede al Canal Oficial de la Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte

Horario Santuario

10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00h, de Lunes a Domingo

Localización

C/ Ermita, s/n, 21750 El Rocío, Huelva

Horario Casa Hermandad

10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00h, de Lunes a Domingo

Localización

C/ Sebastián Conde, 4, 21730 Almonte, Huelva