Rincón de la Esperanza | Evangelio y Reflexión. Domingo XI del Tiempo Ordinario

Es la semilla más pequeña, y se hace más alta que las demás hortalizas

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 4, 26-34

En aquel tiempo, Jesús decía al gentío: «El reino de Dios se parece a un hombre que echa semilla en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo fruto sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega».

Dijo también: «¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después de sembrada crece, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros del cielo pueden anidar a su sombra».

Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

Palabra del Señor.

 

Reflexión

Estimados amigos y queridos hermanos todos.

De nuevo volvemos al tiempo ordinario. Este tiempo no gira en torno a un sólo tema, sino que cada domingo la Iglesia nos presenta o propone un tema distinto de vida cristiana. Hoy el evangelio nos descubrirá la enseñanza de Jesús sobre el Reino de Dios. Él no lo hace a través de conceptos abstractos o largas definiciones, sino por medio de parábolas que nos hacen reflexionar y nos invitan a decidirnos por él.

Estas parábolas están inspiradas en el mundo de la agricultura y reflejan los conocimientos propios de la época. Por consiguiente se desarrollan dentro de un contexto simbólico lleno de alegorías y comparaciones. Su finalidad es revelarnos como actúa (reina) Dios en nuestra realidad para transformarla.

La frase central la encontramos en la primera parábola: “la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo”. Los caminos de Dios no son nuestros caminos. Por mucho que nos empeñemos no entenderemos nunca por que no es cosa nuestra. Al final lo único que queda claro es el enorme poder de la semilla que germina donde parece imposible. Son los caminos de la Gracia que nunca entenderemos.

El destinatario de las parábolas somos todos, aunque a sus discípulos se las explicaba a solas. La primera de ellas, destaca la fuerza interior de la semilla que puede germinar sin que el hombre sepa cómo. En cambio la segunda, se centra más en el proceso de crecimiento acentuando la pequeñez de la semilla y el resultado final: un árbol grande y frondoso. ¿Pero qué nos quiere decir Jesús con esta forma de hablar?

Quiere decir, que no podemos reducir el misterio y la acción de Dios a lo que nosotros percibimos. Nuestra misión es la de sembrar. Todo lo demás lo hace Dios. Por tanto, Jesús nos hace saber que el Reino de Dios depende mucho más de la iniciativa divina que de los esfuerzos humanos. Esto no significa que nos desentendamos de todo. Hay que seguir sembrando, pero será Dios quien haga madurar los frutos y asegurar la cosecha.

La segunda es una parábola de contraste entre el inicio y su final. Nos revela que el Reino no llega de forma espectacular y grandiosa en contra de lo que pensaban sus contemporáneos y, además es para todos no sólo para los habitantes de Israel: “que (todos) los pájaros del cielo pueden anidar a su sombra”. Jesús habla de la Iglesia, en la cual todos tienen cabida, afirmando que el Reino ya está actuando en el mundo a través de ella en los acontecimientos irrelevantes y sencillos.

Santa María del Rocío, madre y señora nuestra, intercede ante el Espíritu Santo para que nos llene de sabiduría y así podamos conocer mejor el mensaje de tu Hijo.

 

Francisco Jesús Martín Sirgo

Director Espiritual de la Hermandad https://hermandadmatrizrocio.org/wp-content/uploads/2021/09/exhibition-gallery-item-5-1.jpg, Párroco de la de Ntra. Sra. de la Asunción, de Almonte y Rector del Santuario de Ntra. Sra. del Rocío.

Canal Youtube

Accede al Canal Oficial de la Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte

Horario Santuario

10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00h, de Lunes a Domingo

Localización

C/ Ermita, s/n, 21750 El Rocío, Huelva

Horario Casa Hermandad

10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00h, de Lunes a Domingo

Localización

C/ Sebastián Conde, 4, 21730 Almonte, Huelva