Últimos Boletines
 

Los Simpecados


Simpecados de la Hermandad Matriz

El simpecado más antiguo que conserva la Hermandad Matriz se encuentra en la actualidad en el Tesoro de la Hermandad, en el Santuario del Rocío. En la última restauración, efectuada en los talleres de Santa Bárbara, se encontró inscrita en el interior del simpecado la fecha “1734”.

Esta especial insignia mariana ha sido vinculada con el quehacer de la bordadora Sor Mariana del Rocío, monja profesa en el convento dominico de la Encarnación de Almonte.

La singular morfología del simpecado antiguo de la Hermandad Matriz responde al estilo barroco de comienzos del dieciocho. La ejecución de esta pieza responde a una primorosa técnica, con vistosos bordados en oro y sedas de colores y abundante pedrería, distribuidos en torno a un eje central donde se encuentra la Virgen del Rocío.

Mencionar también la representación de un pozo y una fuente a cada lado del simpecado, alabanzas bíblicas asignadas a María. Bajo la Virgen aparece el escudo de armas de Almonte, dispuesto en el pedestal. En la parte trasera, en lentejuela, se inscribe la leyenda: “REGINA RORIS / ORA PRO NOBIS”.

Durante estos dos siglos este simpecado ha sido objeto de varias intervenciones y restauraciones. En 2009, la Hermandad Matriz decidió encargar al Taller de Santa Bárbara de Sevilla, la reproducción exacta del Simpecado antiguo, que es el que hoy preside los principales cultos y actos de la Hermandad. Reservando el original en el Tesoro de la Hermandad.

Pero la Hermandad Matriz ha contado, además, con otros simpecados a lo largo de su historia. En 1937, el obrador de Esperanza Elena Caro bordó un nuevo simpecado en oro sobre terciopelo verde. Posteriormente fue restaurado y modificado por José Guillermo Carrasquilla. En el centro se incluye una pintura de la Virgen del Rocío, firmada y fechada por Monis Mora, en 1968. Fue bendecido en 1970.

Otro simpecado, de color blanco, se estrenó el 20 de mayo de 1939. Regalo de Carmen Fondevila, viuda de Julian Espinosa. Fue restaurado en 1994 por Felipe Manuel Fernández, que pasó el bordado a un nuevo tisú de plata y Javier Ánguas restauró la pintura. Era la antigua insignia de camino.

El actual simpecado de camino fue diseñado en 1983 por Pedro de la Rosa Fernández. Ese mismo año fue bordado en terciopelo rojo con aplicaciones en tisú y flores matizadas en sedas de colores. En el óvalo central se reproduce una pintura de la Virgen realizada por Santiago Martínez en 1948 para la Parroquia de Almonte.

Actualmente el taller de bordados de la Hermandad Matriz se encuentra confeccionando un nuevo simpecado de camino, que sigue el patrón del actual, pero enriqueciéndolo con nuevos bordados.

logo