Últimos Boletines
 

Rincón de la Esperanza | Evangelio y Reflexión. Domingo de Pentecostés


Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo; recibid el Espíritu Santo

Lectura del santo Evangelio según san Juan 20, 19-23

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros».

Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado.

Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor.

Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo». Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».

Palabra del Señor.

 

Reflexión

Estimados amigos y queridos hermanos todos.

Con la festividad de Pentecostés llega a su término y culmen la celebración de la cincuentena pascual, en la cual se ha celebrado la victoria de Jesús sobre la muerte. Hoy la Iglesia nos invita a saborear el fruto más sabroso e importante que nos ha regalado la Pascua: la donación del Espíritu Santo para que participemos de la misma vida divina y nos convirtamos en el nuevo Pueblo de Dios.

Los discípulos junto con María, la madre del Señor, estaban encerrados en el cenáculo por miedo a los judíos. Al recibir el saludo de paz por parte de Jesús el temor y el miedo se torna en alegría al constatar la presencia del resucitado en medio de ellos. Desde ese momento, experimentan un cambio radical: pasan de perdonados a reconciliadores de todo el orbe.

La transformación se produce tras recibir el Espíritu Santo que los llevará a la verdad plena y los capacitará para la misión: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo». Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».

Así lo vemos en el evangelio de este domingo, Jesús cumple la promesa anunciada de otorgar a los suyos el Espíritu Santo. En ella, destacamos tres notas importantes: les llevará a la experiencia plena de la verdad. No se trata de una verdad metafísica, sino de la verdad de la vida y verdad de Dios, es decir todo lo que Él nos ha revelado del Padre será confirmado por el Paráclito o defensor. Con otras palabras, el Espíritu nos ofrece la posibilidad de entrar en el misterio del Dios de la salvación.

En segundo lugar, el don del Espíritu Santo hace de los discípulos personas recreadas y los prepara para asumir nuevos desafíos. La imagen que aparece aquí no es ruido estrepitoso, viento o fuego, sino soplo. Se trata del aliento vital del resucitado exhalado sobre los suyos. Esto nos recuerda la obra de Dios en la creación narrada en el Génesis.

Por último la misión, Jesús envía a los suyos como Él mismo ha sido enviado por el Padre y les entrega el don del Espíritu para ayudarlos en su labor. Sin ese don los discípulos no habrían perdido el miedo y el nuevo Pueblo de Dios, que es la Iglesia, no se hubiese puesto en marcha jamás.

Querido amigo, el acontecimiento de Pentecostés no es sólo algo que pertenece al pasado. El Espíritu Santo no es el olvidado de la Iglesia como algunos piensan, Él sigue presente y manifestándose en nuestro mundo, en personas y en situaciones concretas. Prepárate para recibirlo y experimentarás la vida de Dios en tu ser.

 

Francisco Jesús Martín Sirgo

Director Espiritual de la Hermandad Matriz, Párroco de la de Ntra. Sra. de la Asunción, de Almonte y Rector del Santuario de Ntra. Sra. del Rocío.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita un sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios personales de cookies aquí.


Estas cookies se utilizan para recoger información sobre cómo usan estas páginas web nuestros visitantes. Toda la información es recogida de forma anónima y puede incluir datos como el navegador que se está utilizando, número de páginas vistas. Esta información nos ayuda a mejorar esta web y su experiencia al visitarnos.
  • _ga
  • _gat
  • _gid

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios